DORA GARCÍA: SEGUNDA VEZ

Desde el 18 de abril el Museo Reina Sofía acoge la exposición “Dora García. Segunda Vez”, un recorrido por el trabajo de la artista vallisoletana, que profundiza en los diferentes formatos de su obra y en la diversidad de medios que utiliza —film, performance, texto o dibujo— incidiendo también en algunas de las constantes que han marcado su trayectoria. La muestra indaga en la compleja red de referentes intelectuales —desde los literarios hasta los marginales o heterodoxos— de los que se nutre su práctica que transita la ficción, la performance y esa “ilusión de la psique humana” que lo produce todo, como apunta García.

©Imagen del documental The Joycean Society (La sociedad joyceana). Dora García, 2013

El trabajo de Dora García utiliza la fotografía, la instalación, el dibujo, el video, sonido y el propio entorno web para experimentar los límites entre realidad y ficción. Siempre buscando la participación de los espectadores, para obligarles de algún modo, a tomar una postura ante cuestiones éticamente controvertidas. Un modo de adquirir un compromiso con el espectador, para incentivar nuevas reflexiones sobre la naturaleza institucional y el entorno en el que se lleva a cabo su encuentro con las obras de arte. Casi todas sus obras nos hablan de la posibilidad, de la idea de control de la misma y de las nociones de éxito o fracaso que a menudo trasladan al espectador a un espacio de indeterminación. La “marginalidad” es utilizada por Dora García como un tema central, a través del cual, elabora situaciones o contextos que perturban o inquietan al espectador. Así la realidad siempre se presenta como múltiple y la verdad se convierte en aquello que es objeto de  debate en cada una de sus puestas en escena. 

La exposición “Segunda Vez” toma su título del relato homónimo de Julio Cortázar, escrito en 1974, que narra el clima de psicosis e incertidumbre provocado por el drama de los desaparecidos en Argentina. Segunda Vez es también el nombre del proyecto más reciente de García que gira en torno a la figura de Oscar Masotta, contemporáneo de Cortázar y teórico clave de la vanguardia argentina desde los años cincuenta a los setenta, cuyas ideas sobre la construcción del acontecimiento y de la audiencia han dado pie a cuatro cortometrajes y una película de esta artista. Con motivo de la muestra, Dora García ha concebido un proyecto específico para la Sala de Bóvedas del Museo: una instalación de sonido y objetos desarrollada con su colaborador habitual, el músico Jan Mech, y basada en el cuento de Franz Kafka Las preocupaciones de un padre de familia, publicado en 1919.  El nuevo proyecto alude a seres misteriosos que, como el personaje Odradek del cuento de Kafka, habitan bajo las escaleras, en los sótanos, y seguirán allí cuando nosotros no estemos ya. La exposición dedicada a Dora García está acompañada de un amplio número de performances, planteadas como el medio privilegiado para entender los aspectos centrales de su trabajo. Tres grandes ideas se entretejen en esta serie: la ficción como una construcción de situaciones, la lectura como un proceso colectivo que dota de significados tanto a las obras en exposición como a las relaciones entre el público y la narración como una crítica a los roles asumidos.

FECHA: 18 abril - 3 septiembre, 2018

Redacción | Madrid | 4 de Abril 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto