EL TIEMPO ENTRE NOSOTROS

Como si de un sueño se tratara, de la posibilidad de ser por un instante “otro”, el proyecto “El tiempo entre nosotros”, nos propone una performance intimista de larga duración que indaga, a través de un hecho estético, en la posibilidad de relacionarse con desconocidos desde la experiencia vital de indagar en el “yo”. Como si se tratará de una introducción a una de las misteriosas obras de Guy de Maupassant, todo comienza subiendo unas escaleras, unas escaleras que nos conducen a la azotea de la Nave 10 de Matadero, una vez allí, descubrimos un hogar improvisado hecho en madera. Dentro de ese habitáculo que parece reconfortar, nos espera Juan Loriente, “el otro”, quien habita ahora su cuerpo. 

“El tiempo entre nosotros” Foto. © Madridartprocess

En ese preciso momento, un silencio recorre la estancia, un silencio que se hace presente y tenaz, cuando la distancia con el espectador no existe, cuando tu presencia es parte de la misma obra. Siguiendo su actividad rutinaria durante estos cinco días, Juan Loriente nos recibe comenzando a dar lectura del libro "Siete casas vacías" de Samanta Schweblin, una lectura continuada que nos ofrece un posible argumento para una historia, que para nosotros como espectadores activos, acaba de comenzar. Juan nos ofrece su libro y rápido entendemos que debemos continuar con el relato. Un relato que se hace cada vez más interesante, no por el texto leído, sino por el juego espacial que se crea dentro del habitáculo. Fuimos testigos, de como al entrar al habitáculo, la sensación de extrañeza y de lejanía nos abordaba, y de como poco a poco y gracias al lenguaje gestual y espacial de Juan Loriente nos íbamos sumergiendo en un universo abierto a nuevos relatos.

“El tiempo entre nosotros” Foto. © Madridartprocess

Podemos afirmar que la experiencia a nivel personal es profundamente gratificante, ya que consiste en alejarse de un estado de “confort” para contribuir con el “otro”, a construir un instante que aún no está escrito. Así es como se plantea la performance: un hombre abandona su ambiente para ocupar una casa de madera abierta a cualquier posibilidad e interpretación. El querer ser “otro”, el buscar en nosotros nuevos “registros”, es lo que hace que esta performance sea profundamente contagiosa y productiva. La performance estará abierta al público hasta el próximo domingo 22 de abril en Nave 10 de Matadero, durante estos cinco días seguidos Juan Loriente conversará, escribirá y habitará este nuevo lugar para invitarnos a reflexionar sobre las cualidades que puede desarrollar el ser humano a la hora de enfrentarse a lo desconocido. El actor Juan Loriente, colaborador de Rodrigo García desde 1999, ha trabajado con artistas como La Ribot, Ana Vallés, Carlos Marquerie o La Fura dels Baus. Esta performance duracional es obra del director, dramaturgo y artista visual argentino Fernando Rubio.

 

FECHA: 18, 19, 20, 21, 22 abril, Naves Matadero –  Ver Programación Performance

Eduardo Álvarez Chao | Madrid | 18 de Abril 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto