HABITAR EL AIRE

¿Qué pasaría si la habitabilidad no dependiera de ningún control terrenal? El artista y arquitecto social Santiago Cirugeda presenta en Naves Matadero un nuevo proyecto titulado “Habitar el aire”, una propuesta colectiva donde el público y artistas invitados pueden experimentar la habitabilidad del espacio gracias a una construcción suspendida en el aire.

La instalación que ocupará el interior de la Nave 11 y que se podrá visitar desde el 8 de junio, ha sido desarrollada junto a diversos colectivos de mujeres de la ciudad de Madrid, dirigidos y formados por el equipo de “Recetas Urbanas”. Nombre que recibe el estudio de Santiago Cirugeda que desde el año 2003 trabaja en el asesoramiento y desarrollo de proyectos de subversión en distintos ámbitos de la realidad urbana. En esta nueva edificación que estará suspendida en el aire, se plantea como un espacio abierto a las diferentes propuestas de varios artistas invitados y colaboradores como Llorenç Barber y Montserrat Palacios, Ignacio Marín Bocanegra, Vértebro y Los Bárbaros, un espacio polivalente que albergará instrumentos musicales, sesiones de lectura crítica sobre la ciudad, visionado de películas, comidas, tiempo de descanso...

Una vez finalizado su cometido en Naves Matadero, la casa será reconstruida por miembros de Red de Mujeres Feministas por la Equidad de Género en el Desarrollo; Asociación Amalgama, de mujeres latinoamericana que luchan contra la violencia de género; y la Cooperativa Dinamia y Fundación Trabe, especializados en procesos de integración. Para la elaboración del mobiliario de esta peculiar morada se ha contado también con la participación y colaboración de los alumnos de diseño de mobiliario de la escuela pública Artediez, ofreciéndoles la oportunidad de sentir e integrarse en un proceso de creación colaborativa.

El trabajo del arquitecto Santiago Cirugeda conocido a nivel internacional y con un fuerte carácter social, se caracteriza por la búsqueda de vacíos legales para beneficio de la comunidad. Desde el inicio de su carrera ha desarrollado un modo de trabajar basado en la observación y el análisis de la ciudad para detectar y dar solución a las carencias urbanísticas que en ella existen. A través de sus diferentes proyectos busca siempre nuevas estrategias que le permiten habitar lo urbano en beneficio de colectivos o ciudadanos, interesándose de igual manera por el ámbito urbano como por el desarrollo de viviendas particulares. Gracias a su proceso de trabajo, que es inmediato y portátil, los costes de elaboración suelen ser bajos y ajustados a la realidad. Para Santiago Cirugeda la arquitectura es una disciplina que debe velar por la mejora de las condiciones sociales siempre bajo el amparo de un modelo de ciudad autogestionada, donde los ciudadanos puedan decidir en todo momento sobre su entorno más inmediato. Su trabajo ha sido reconocido a nivel internacional otorgándole varios premios como el International Fellowship de la RIBA, la medalla FAD, el Global Award for Sustanaible Architecture (2015), el Ones Mediterrània (2016) y el Curry Stone Design Prize (2017).

FECHA: Del 8 al 30 junio

Eduardo Álvarez | Madrid | 6 de Junio 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto