ENTREVISTA CRISTINA GARRIDO

ENTREVISTA CRISTINA GARRIDO

¿Qué materiales utilizas para desarrollar tu trabajo?

Suelo utilizar materiales y procesos diversos dependiendo de lo que cada proyecto requiera (pintura, fotografía, modelado en 3D, video…). No tengo un material o medio preestablecido con el que trabajar; elijo éstos en el proceso de creación de la obra.

¿Qué temas abordas en tu obra? ¿De dónde sueles nutrirte?

En mis últimos trabajos me he interesado por abordar el cuestionamiento del objeto y la exposición artística, los sistemas de legitimación y adjudicación de valor dentro y fuera del arte y la obra de arte como mercancía. Suelo nutrirme de todo aquello que me rodea y despierta mi interés, desde libros, artículos en revistas, los círculos en los que me muevo y las experiencias que vivo.

En estos últimos años, ¿hacia dónde ha evolucionado tu trabajo?

Hay elementos en mi obra que han estado presentes desde los comienzos, como la alteración del valor percibido en un objeto a través de su intervención, la integridad del objeto encontrado frente a su transformación, el uso reciclado de objetos y espacios, el cuestionamiento de la exposición artística, la búsqueda de otras maneras de hacer circular la obra, etcétera. Supongo que, desde que he estado fuera del sistema educativo, abordo mis obras de una manera más libre y personal, no tan ligada a lo académico; trato de ser más intuitiva y tengo más confianza en lo que hago. Uno de los cambios que he ido encontrándome es el hecho de trabajar para exposiciones o convocatorias concretas, lo cuál puede ser un ejercicio muy interesante y positivo, pudiendo estudiar el contexto específico en el que la obra va a mostrarse. Sin embargo, trabajando de esta manera, a veces uno corre el riesgo de instrumentalizar la obra. Trato también de buscar el tiempo para hacer trabajos “porque sí”, sin saber dónde se van a mostrar.

¿Qué reacciones esperas causar con tu obra en el público?¿Qué es lo que buscas?

En muchos de mis trabajos he incidido en contextos específicos, estableciendo distintas audiencias que perciben la obra de maneras diferentes en sus distintos estadios, como hacer un objeto artístico sólo para un espectador (Outside the White Cube, 2011), comunicarme con otro artista a través de la intervención en una publicación de su obra (White Goods, 2011), o elegir a 75 personas como portadoras de una serie de pinturas (Pinturas para billeteras 2012-2017, en curso). Me interesa hacer partícipes a terceras personas en mis proyectos, buscando incidir en la idea de la noción del espacio expositivo como un agente que adjudica un determinado valor a mis obras y acciones, permitiendo que éstas sean percibidas de maneras distintas al mismo tiempo.  Suelo trabajar modificando materiales pre-existentes; busco que el espectador vea algo que le resulta ordinario de una manera distinta.

 

 

© Madridartprocess

Viendo como la sociedad contemporánea está cada vez más sumida en una ruina de valores. ¿Hacia dónde crees que nos dirigimos?

Creo que, si el mundo no toma un rumbo inesperado, viviremos en ciudades con cada vez más desigualdad, con más competición entre nosotros y en las que seremos incapaces de comunicarnos.  

¿Arte contemplativo o arte comprometido?¿Por qué?

Me interesa hacer un arte que sea crítico y consiciente del entorno que le rodea. Creo que el arte puede jugar un papel importante en la creciente pérdida de valores que citas arriba, como fuerza de resistencia o simplemente señalando un problema. Vivir la vida como un artista – no como un empresario – lleva implícito un cierto acto individual de resistencia a ceder al sistema establecido, que nos incita a todos a ser productivos constantemente. Sin embargo, ciertas prácticas de “arte comprometido” ejercen a menudo una posición autoritaria frente al espectador, y desdeñan otro tipo de arte que es más de disfrute. Este otro tipo de arte puede ofrecer al espectador la posibilidad de escapar de su día a día, cada vez más negro... Creo que ambos cumplen una función igual de importante.

¿Cómo se podrían mejorar los canales de comunicación entre los artistas y los diferentes agentes culturales, galerías, etc?

Creo que la precariedad que predomina en el sector artístico español en el presente contexto de crisis que estamos viviendo está – no hay mal que por bien no venga –aguzando el ingenio de ciertos agentes culturales y acercando distancias. Estan apareciendo, en estas circunstancias, y gracias al trabajo casi altruista de muchas personas, iniciativas que son interesantes para mejorar estos canales de comunicación, derribando los compartimentos y jerarquías que antes predominaban; por ejemplo, la convocatoria de Entreacto 2013, que ofrece a estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de Madrid exponer, por un día, en algunas de las galerías de la Calle Doctor Fourquet. Esto era inconcebible mientras yo estaba estudiando.  

¿Cuáles son tus referentes o fuentes de inspiración?

Son muchas fuentes de inspiración y refrerentes, tanto en el plano artístico – han ido cambiando durante mi formación – como en el de la vida diaria. Trato de estar cada vez más abierta a estímulos externos. Si bien, durante muchos años, leía casi en exclusiva libros de teoría del arte, ahora comienzo a saber disfrutar y extraer material de una novela; voy cada vez más a visitar exposiciones que no están relacionadas con el arte y me gusta también rodearme de personas que no pertenecen a este pequeño mundo. Creo que esto me enriquece y me hace estar más receptiva, aunque me ha costado algunos años darme cuenta.

 

 

© Madridartprocess

 

¿En qué zona de Madrid se encuentra tu estudio? ¿Qué es para ti ese entorno?

Mi estudio está en un sótano del barrio de Chamberí, entre las estaciones de Alonso Martínez y Bilbao. Tengo este espacio desde 2006, cuando aun estaba estudiando en la Facultad. Es un entorno que he ido modificando en función de las necesidades de cada momento. Al principio era un espacio para pintar, y se ha ido convirtiendo en un espacio donde desarrollo diversas actividades. Es el espacio donde tengo mis libros, reúno materiales que me interesan, guardo mis obras, me encuentro con gente…

¿Trabajas de día o de noche?

Trabajo siempre de día. Me gusta madrugar y llegar por la mañana. Cuando anochece me gusta desconectar.

¿Utilizas las redes sociales?

Sí.

¿Resulta difícil vivir del arte?¿Condiciona de alguna manera el día a día?

Me considero afortunada por el hecho de haber podido estudiar, tanto en Madrid como en Londres, con la ayuda de becas, y de haber ido sobreviviendo hasta ahora con venta de obra y honorarios esporádicos. Condiciona en cuanto a que uno está en una constante situación de inestablidad y precariedad, pero creo que en la actualidad esto es la norma, te dediques a lo que te dediques. Esta manera de vivir, sin embargo, te hace estar más despierto, tener menos ataduras y buscar oportunidades con más ganas.

¿Cuál es tu actual situación profesional? ¿Estás implicada en algún proyecto que se celebre pronto?

Actualmente participo en dos exposiciones colectivas, "Postcard Narratives. Jeremy Cooper & invited artists", en ROOM Artspace (Londres) e "INSTANTÁNEAS. Representaciones y apropiaciones de un contexto próximo", en LAB (Murcia), comisariada por Ana García Alarcón. A principios de junio se podrá ver mi trabajo en la segunda exposición de "Hacer en lo cotidiano", comisariada por Beatriz Alonso en la Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid, e "Impossibility vs. Self-Censorship", un proyecto de Anca Mihulet y Bori Szalai para Matadero Madrid a finales de junio, como parte de la plataforma Curators´ Network.

Este año tu estudio ha sido seleccionado para formar parte de la Ruta Absolut, un recorrido por el estudio de diferentes artistas jóvenes y emergentes que Absolut quiere destacar por su  potencial artístico. ¿Qué ha significado para ti esta selección? ¿Qué podrá ver el público que se acerque a tu estudio?

Me alegra ser compañera de ruta de grandes amigos como Ignacio Chávarri o Daniel Silvo. En mi estudio, durante esos días, la gente que venga podrá ver varios proyectos en los que estoy trabajando o ya terminados, así como asistir a la presentación de un libro introduciendo una serie de nuevos artistas contemporáneos. En esta actividad discutiré la obra de estos artistas con algunos de los escritores del libro.

En la sociedad contemporánea, ¿qué papel crees de debería desempeñar el arte?

Creo que, como decía antes, el arte puede jugar un papel crítico y de resistencia al sistema predominante, pero no creo que tenga las armas para cambiar las cosas a gran escala, ni que los artistas sean autoridades morales en posesión de ninguna verdad absoluta. Creo que sí que puede crear cambios individuales, momentáneos, en la forma de ver las cosas del espectador.

 

Entrevista: Eduardo Álvarez