A PESAR DEL CUERPO

¿Qué es esta fina tela que llevo encima? Que no deja escapar mi alma…. A pesar de su peso…. Ya no me importa…. Esta sería una buena introducción para comenzar a hablar de cualquiera de los artistas que más adelante iremos desgranando. Artistas que han intentado transgredir los propios límites de la herramienta que un día les entregó la naturaleza. Más allá de la obra como objeto, e incluso del proceso creativo de la performance, su trabajo se revela como una tautología estética de lo humano. Desde perspectivas totalmente diferentes a continuación nos adentramos en el trabajo de tres artistas que utilizan o han utilizado a lo largo de su carrera el cuerpo como medio de expresión.

- DAVID NEBREDA: Nace en Madrid en 1951 y a los 19 años, después de graduarse en Bellas Artes, es diagnosticado de esquizofrenia enfremedad que marcará para siempre su carrera. La mayor parte de su trabajo esta realizado en fotografía, medio que utiliza para conseguir transmitir y registrar el dolor y la enfermedad mental a través del cuerpo. Debido a su situación de aislamiento, el trabajo de David Nebreda nos ofrece una mirada contundente y subjetiva, de un mundo que se le revela como único. Su piso de Madrid con apenas dos habitaciones se ha convertido en el escenario de toda su obra fotográfica, allí Nebreda sin radio, prensa, libros ni televisión, convive con el dolor y la enfermedad. Sus primeros trabajos en la década de los ochenta, ya nos descubren una personalidad previa, que no le pertenece, pero que va emergiendo de él. Su proceso de trabajo se basa en la meditación de las posturas, la concentración y una especie de quietísimo que hace que su obra se convierta en una especie de grito con eco.

En la década de los 90 su trabajo comenzó a ser visionado por diferentes expertos en arte y consiguió una exposición individual en Madrid. La muestra que no dejó indiferente a nadie, suscito bastantes críticas, significando un punto de inflexión en la carrera de David Nebreda, que volvía a reclutarse en su casa para volver a producir. Posteriormente fue contactado por el editor Leo Scheer, deseoso de mostrar sus fotografías, puso en marcha la publicación de varios libros de fotografía como “Autorretratos” en el año 2000, “Capítulo” en 2004 y su último libro hasta el día de hoy titulado “Sobre la revelación” en 2005. Su obra es casi desconocida en España, mientras que en Francia ha sido muy promocionada. En el año 2005 la cineasta francesa Judith Cahen realizó un film dedicado a Nebreda, y que se titula “ADN”.

- GINA PANE: (1939 – 1990) La artista Francesa es pionera en el desarrollo de experiencias de arte corporal. Su trabajo se inicia en los años 60, bajo la influencia de piezas y artistas como Yves Klein, Allan Kaprow, Antonin Artaud o George Bataille. Con su trabajo utiliza y pone a prueba su propio cuerpo como canal de comunicación artístico. Sus acciones están cargadas de un alto contenido agresivo y simbólico, presentando siempre una doble visión del cuerpo, por un lado como objeto sexual, simbólico de fecundidad, y por otro lado como vehículo de regeneración. Desde 1971 a 1979 Gina Pane comienza a realizar un conjunto de acciones a través del cuerpo, mediante la herida sangrante, Pane recurre a la memoria del cuerpo para indagar en la idea de una existencia más real. En cuanto a la sangre, para Gina Pane está ligada a las imágenes de la vida y de la muerte, fluido que nos acompaña al nacer y al morir. Solo cuando la sangre brota voluntariamente adquiere connotaciones positivas (ritos propiciatorios). Gina siempre va vestida de blanco en sus acciones haciendo referencia al color funerario en las culturas orientales.

 - STELIOS ARCADIOU: Stelios Arcadiou nace en Chipre en 1946, su especialidad como artista es la performance. Su trabajo se centra en reflexionar sobre la posibilidad de extensión de las capacidades del cuerpo humano. La mayoría de sus piezas tienen como base la premisa de que el cuerpo humano es obsoleto. Las acciones de Stelarc a menudo incluyen la robótica y otras tecnologías que se integran con su cuerpo. En muchas ocasiones ha llegado a suspender su cuerpo con la técnica de suspensión corporal, e incluso a permitir que su cuerpo sea controlado remotamente por estimulantes electrónicos musculares conectados a internet. También ha realizado performances con un tercer brazo robótico, y una máquina en forma de araña neumática de seis piernas máquina en la que el usuario se sienta en el centro de las piernas, controlando la máquina a través de gestos de los brazos.

En el año 2017 culminó parte de su investigación dando como resultado una obra muy particular. Stelarc se implantó quirúrgicamente una oreja cultivada con células en su brazo izquierdo. Su colaboradora y artista australiana  Nina Sellar, pudo documentar y fotografiar esta modificación de cuerpo para su pieza “Oblique: Images from Stelarc's Extra Ear Surgery”. Ese mismo año, los trabajos de ambos artistas estuvieron incluidas en una exposición colectiva que recibiendo una reseña en la revista científica BMJ.

Eduardo Álvarez | Madrid

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto