MIRANDO A STEPHEN SHORE

El fotógrafo estadounidense Stephen Shore es considerado, desde la década de los años 70, como uno de los impulsores de la fotografía popular a color, un modo de fotografiar que se caracterizaba por la composición de imágenes sencillas y poco glamorosas. Gracias al trabajo de Stephen Shore hoy conocemos los paisajes de la América más rural, un viaje que el autor emprende en el año 1972 y que le lleva a recorrer y profundizar en los paisaje de estados como Manhattan o Texas.

Su mirada se centra en retratar las calles y pueblos por los que viajaba, primero usando una cámara de 35 mm y luego una cámara de 4x5" y finalmente una de 8x10". En la extensa carrera de Shore vemos que ha trabajado con cámaras automáticas baratas y cámaras de gran formato, siendo pionero en el uso del color, antes de volver al blanco y negro en la década de 1990, y en la década de 2000 aprovechando las ventajas de la fotografía digital, impresión digital y redes sociales.

©Museo MOMA - © Holden Street, North Adams, Massachusetts, July 13, 1974. 1974

La exposición “Stephen Shore” que ahora le dedica el Museo MOMA de Nueva York, hasta el próximo 18 de marzo, se recoge la producción del artista en las últimas cinco décadas. Un recorrido completo por la labor y el trabajo del fotógrafo norteamericano, que nos invita a descubrir el pasado y el presente de uno de los fotógrafos más importantes de la historia.

©Museo MOMA - © Stephen Shore -Stephen Shore. Instagram. 2014-ongoing

En este viaje introspectivo, nos podemos encontrar desde las impresiones de gelatina plateada que hizo cuando era adolescente, hasta trabajos que nos hablan de sus compromisos actuales con las plataformas digitales. Stephen Shore se presenta así como un fotógrafo del pasado, como padre y percusor de la fotografía a color, pero también como un fotógrafo del futuro, que ha sabido evolucionar al ritmo de los nuevos medios de expresión.

Eduardo Álvarez | Madrid | 13 de diciembre 2017