BASQUIAT Y EL RACISMO EN BRASIL

La corta carrera del artista neoyorquino Basquiat, fue un de esas carreras que marcaron para siempre la Historia del Arte. Su vida artística, no fue más, que un ejemplo para el resto de generaciones, un ejemplo de lucha por demostrar día a día su talento, ante una comunidad artística que le rechazaba. Basquiat fue uno de esos artistas, que tuvo que enfrentarse a uno de los paradigmas más importantes de su época. En un momento en que EE. UU. estaba en pleno debate de los derechos de la comunidad afroamericana, él fue uno de los pocos artistas de color, en un mundo artístico predominantemente blanco. En su trabajo podemos ver multitud de referencias y reivindicaciones a esa lucha de clases, que le permitieron encontrar su lugar y dar voz a la cultura negra de la época. Su narrativa se centró así, en la utilización de colores vivos que llamaban la atención, y en la introducción de mensajes directos, a través de diversas pictografías, que aspiraban a cambiar una sociedad que se le presentaba como racista.

© Jean-Michel Basquiat

El trabajo de Basquiat llega ahora a Brasil, con una exposición que pretende despertar conciencias en el país sudamericano, abriendo así el debate a través del autor neoyorquino, de la necesidad urgente y humanitaria de poner en valor la cultura de las comunidades negras en Brasil. Hoy Brasil en pleno siglo XXI, es una de las comunidades donde más población negra hay y donde más mestizaje cultural existe por parte de comunidades afroamericanas. Un país que todavía no ha conseguido definir ni concretar unos derechos para las personas de color, que muchas veces se ven arrinconados a los estratos sociales más bajos. Por eso el Centro Cultural Banco do Brasil de São Paulo acoge ahora una exposición retrospectiva del artista neoyorquino Jean-Michel Basquiat, comisariada por el holandés Pieter Tjabbes, que reúne un total de 80 obras de la colección Mugrabi, realizadas en papel, collages y reprografías, ofreciendo al espectador un completo recorrido por el trabajo e inquietudes de unos de los artistas más controvertidos y comprometidos del siglo XX.

 

© Jean-Michel Basquiat

La obra de Jean-Michel Basquiat sería imposible de entender, sin acudir a la memoria del Nueva York de los años 1970 y 1980, un lugar donde se mezclaban los triunfos y las decadencias, donde los paraísos artificiales se convirtieron en trampas para las almas “blancas”. La difícil carrera que llevo Basquiat desde sus inicios y su temprana muerte, le permitieron obtener una reputación mundial, que hoy es reconocida por todos los coleccionistas y expertos de arte de todo el mundo. Desde muy temprano, su carrera comenzó a evolucionar hacia su experiencia existencial y las conquistas culturales de los negros, convirtiendo para siempre su trabajo en un símbolo universal de la lucha de razas. Hoy el trabajo de Basquiat está más vivo que nunca, como siempre preparado para levantar conciencias a través de su lenguaje, implorando el debate sobre el racismo, en una de las sociedades con más población de color y mayor mestizaje del mundo.

FECHA: Del 24 de Enero al 7 de Abril de 2018.

Eduardo Álvarez | Madrid | 22 de Febrero 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto