ESTHER FERRER INÉDITA

El Museo Guggenheim de Bilbao acoge una exposición de la artista vasca Esther Ferrer titulada “Esther Ferrer. Espacios Entrelazados”, una muestra que nos invita a descubrir una serie de trabajos inéditos. La exposición siguiendo la línea de trabajo de la artista, ha sido pensada para integrar al espectador e invitarle a interactuar y activar varias obras. Comisariada por Petra Joos, incluirá instalaciones nunca antes realizadas en un espacio expositivo y que ahondan en su peculiar concepto de “arte” y “performance”. Para Esther Ferrer el arte debe ser una combinación entre el tiempo y el espacio, una invitación a que el espectador se integre como agente fundamental y activo de la acción.

Archivo Esther Ferrer © Esther Ferrer, Vegap, Bilbao, 2018 ©Foto Erika Ede

En su trabajo aparentemente nunca concluido, siempre se deja una vía abierta al cuestionamiento, cambio o posible interacción del espectador. Entre las obras que podemos encontrar en esta nueva muestra, cabe destacar “Las Risas del Mundo”, una reflexión irónica sobre la sociedad globalizada, donde la artista convierte la risa en un material plástico, que interacciona con el público a través del orden y el espacio de forma sonora. También podremos ver “Instalaciones con Sillas”, una serie de instalaciones que la artista lleva desarrollando desde la década de los 80 y que ahora vuelve a retomar y presentar de forma inédita, analizando y centrándose en suestructura.

©Esther Ferrer

Esther Ferrer es considerada una de las pioneras y principales representantes del arte de performance en España, empezó a participar en las actividades del grupo ZAJ con Walter Marchetti, Ramon Barce y Juan Hidalgo en 1967 y, desde entonces, hizo del arte de acción su principal medio, si bien a partir de 1970 volvió a realizar obras plásticas a través de fotografías intervenidas, instalaciones, cuadros basados en la serie de números primos o ∏, objetos, etc. Su obra se inscribe en la corriente de arte minimalista y conceptual, iniciada en la década de los sesenta del siglo XX, que tiene a Stéphane Mallarmé, Georges Perec, John Cage o Fluxus como referentes, así como en los feminismo de aquel momento. A lo largo de su extensa carrera, Esther Ferrer ha participado en numerosos festivales de arte de acción y ha expuesto su obra en distintos museos. Asimismo, ha sido objeto de diversos reconocimientos: en 1999 fue una de las representantes de España en la Bienal de Venecia; en 2008 fue galardonada con el Premio Nacional de Artes Plásticas; en 2012 con el Premio Gure Artea del Gobierno Vasco, y en 2014 con el Premio MAV (Mujeres en las Artes Visuales), el Premio Marie Claire de l’Art Contemporain y el Premio Velázquez de Artes Plásticas.

FECHA: 16 de marzo – 10 de junio

Redacción | Madrid | 1 de Marzo 2018