ENCUENTRO EN ARLES CON LA HISTORIA Y LA FOTOGRAFÍA

Llega una nueva edición de Los Encuentros de Arles (Les Rencontres d'Arles) que se celebran del 2 de julio al 23 de septiembre en la ciudad francesa de Arles, una cita anual con las últimas tendencias de la fotografía contemporánea y parada obligatoria para los amantes de la historia y evolución de la fotografía.

Este año el evento, que celebra su 49 edición, ha preparado un programa con más de 30 exposiciones en diferentes lugares de la ciudad, alguno de ellos inéditos. Los Encuentros de Arles defiende la fotografía como una de las herramientas más poderosas que tiene las sociedades contemporáneas, una herramienta útil que nos ayuda a entender los constantes cambios a los que nos vemos irremediablemente abocados y como es un medio ejemplar para denunciar y analizar las grandes cuestiones que nos atañen a todos de forma global. Fue en el año 1969, cuando una serie de fotógrafos y apasionados de la imagen y la fotografía crean Les Rencontres d'Arles, fotógrafos como Clergue, Lemagny, Rouquette, Dieuzaide, Tournier, o Boubat, que aún hoy colaboran y organizan cada verano este evento con exposiciones, conferencias, y encuentros en toda la ciudad centrándose en la actualidad de la creación fotográfica contemporánea y el análisis de las obras de los pioneros de esta disciplina.

© Les Rencontres d'Arles, 2018

En esta nueva edición y con más de 30 exposiciones, Los Encuentros de Arles, se dividen en varias secciones o temas que nos ayudan a dar una lectura interesante sobre los avances y cambios producidos en la fotografía en diferentes épocas del siglo XX y XXI. Se trata de combinar y utilizar la fotografía como material documental y por supuesto, material vivo y contemporáneo, que nos ayuda a indagar en cuestiones que han afectado de forma directa, al modo de construir nuestras sociedades.

Entre las secciones que encontramos en esta nueva edición de Los Encuentros de Arles, nos gustaría destacar la sección titulada “America great again”, una sección que pone su punto de atención en la particular mirada que ofreció el fotógrafo suizo Robert Frank con su publicación en el año 1958 del libro “Les Américains”, un libro que significo un antes y un después en el modo de ver a los americanos. Indudablemente Robert Frank con aquel libro revolucionó la fotografía, ya que en él revelo la cara oculta del sueño americano, marcando para siempre a generaciones de fotógrafos e historiadores. Fijándose en esta mirada critica desde el exterior, ya que Frank era suizo y EEUU no se tomo muy bien aquella publicación en la época, ahora los Encuentros de Arles reflexionan sobre esa parte de identidad americana, no controlada, que proviene de la mirada e influencia de lo exterior, a través de la obra de una selección de fotógrafos contemporáneos como Raymond Depardon, Paul Graham, Taysir Batniji o Laura Henno.

Tampoco podía faltar este año una sección para revisar y hacer referencia a Mayo del 68, con la sección “Run comrade, the old world is behind you”, se han programado una serie de exposiciones que revisan desde un punto de vista documental e histórico, aquellos acontecimientos que marcaron para siempre la historia del siglo XX. Tras el asesinato de Martin Luther King y Robert F. Kennedy, ambos en el 68, pronto aparece en la población una sensación de desencanto, las esperanzas se apagaban en un momento en que todo parecía posible, el bienestar parecía ser algo accesible y concreto listo para desarrollarse a gran escala.  En esta sección destacamos la muestra “1968, WHAT A STORY!BARRICADES, EXPRESSION, REPRESSION” que nos da una visión histórica del momento París en 1968 y posteriormente y “THE TRAIN: RFK’S LAST JOURNEY” una muestra que se centra en el 8 de junio de 1968, cuando tres días después del asesinato de Robert F. Kennedy, su cuerpo fue transportado por un tren funerario desde la ciudad de Nueva York a Washington D.C. observando este evento histórico a través de tres obras distintas.

 © MARCELO BRODSKY - PARIS, 1968. 1968 SERIES: THE FIRE OF IDEAS.

La última sección que nos gustaría destacar es “Augmented humanity”, una sección que se centra en la fotografía más contemporánea y en la idea de como 50 años después, vivimos en tiempos controvertidos nuevamente. En este caso los poderes son otros, archivos que circulan, se registran y comparten, la llegada del hombre digital ha hecho que nos propongamos nuevos retos en defensa de la humanidad. El ser humano se reinventa y defiende su esencia con un conjunto de nuevos valores como la ecología, la espiritualidad, la meditación, el control por la calidad de los alimentos o el desarrollo local y sostenible.

En esta sección podemos disfrutar del trabajo de artistas como Matthieu Gafsou que se ha dedicado a inventariar cada versión del transhumanismo y quien ha trabajado con Neil Harbisson, uno de los pocos humanos que hoy es considerado como un cyborg. El trabajo de Matthieu Gafsou titulado “H +” se enfoca en los sueños como un futuro plausible, analizando como los exoesqueletos hacen obsoleta la noción misma de incapacidad y como la criogenia unifica las nociones de vida eterna y muerte temporal. Desde otra perspectiva, pero abordando siempre esta nueva revolución de valores, encontramos también en trabajo del fotógrafo Jonas Bendiksen que pone su foco en siete personajes que habitan diferentes lugares del mundo y que, tranquilizados por sus seguidores, se consideran los nuevos mesías. También en este sentido de búsqueda de religiosidad o vida espiritual, Cristina de Middel y Bruno Morais analizan la trashumancia y los cambios en Esù, el espíritu que controla el movimiento de la vida. Èsù es una presencia, referenciada frecuentemente en la espiritualidad africana, que cumple el papel de mensajero divino, una fuerza o poder que actúa como un traductor entre el lenguaje de los humanos y el de las deidades. También y para finalizar, nos gustaria mencionar el trabajo del arquitecto Simon Vélez que ha construido un inmenso templo de bambú para acomodar las fotografías de Matthieu Ricard, un monje budista cercano al Dalaï Lama o el trabajo de Christoph Draeger y Heidrun Holzfeind que nos trasladan a “Auroville”, una comunidad india fundada en 1968 por Mirra Alfassa (conocida como La Madre) y diseñada por el arquitecto Roger Anger con el objetivo de "alcanzar la unidad humana".

Eduardo Álvarez | Madrid | 10 de Julio 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto