TEATRO DE SOMBRAS DE JAVIER TÉLLEZ

Es imposible hablar del trabajo del artista venezolano Javier Téllez sin hacer referencia a las comunidades más marginadas. Hijo de psiquiatras, Téllez desarrolla un gran interés desde muy joven por pacientes que padecían enfermedades mentales. Este interés por la población excluida, se traduce luego en su trabajo plástico a instalaciones o video, que ayudan al espectador a concienciarse de una realidad muchas veces lejana y ajena.

En el eje vertebrador de su trabajo, podemos encontrar referencias sobre el cuestionamiento del concepto de la cordura. Téllez no solo se preocupa por abordar una serie de cuestiones, sino que en muchos de sus trabajos introduce en procesos de creación a esas comunidades para que puedan experimentar y dar testimonio vital en cada pieza. Esto lo podemos ver en su trabajo Sleepwalker (2008), una pieza desarrollada en colaboración ​​con pacientes de un hospital psiquiátrico de Berlín, que examina la naturaleza subjetiva de la percepción y subraya las formas en que interpretamos la realidad a través de las experiencias de los demás.

Ahora el Museo Guggenheim de Bilbao, acoge una exposición del artista venezolano titulada “Teatro de sombras”, una muestra compuesta por dos piezas realizadas en el año 2014, con las que el artista aborda el tema de la migración y las condiciones de inseguridad perpetua que se ve abocada la población migrante. En la primera de las piezas que podemos ver, Téllez utiliza como telón de fondo el ”Bourbaki Panorama”, una gran obra panorámica ubicada en Lucerna (Suiza), que recuerda y narra el éxodo alpino de 87.000 soldados franceses y pone el énfasis en la vocación de Suiza como país de acogida. En este contexto, la pieza que propone Téllez nos presenta un grupo de personas que caminan dentro del mural panorámico dialogando acerca la migración y las condiciones perpetuas a las que se enfrenta cualquier refugiado. Junto a ellos, aparece acompañando su recorrido, un objeto que recuerda al bronce original de la escultura “La mano” de Alberto Giacometti. A través de este objeto, que interpone el artista en la escena, pretende cuestionar y poner de relieve el papel que juega la obra de arte en un contexto tan particular.

La segunda pieza que se presenta en la exposición, se titula “Teatro de sombras”, una narración a través de la antigua técnica de sombras, que nos transmiten los duros testimonios del itinerario vital de personas migrantes y refugiados. Un relato conmovedor sobre los arquetipos inmemoriales del exilio como la destrucción, la opresión, la censura, la miseria o la muerte. En este contexto vuelve a aparecer la mano de Giacometti, alterando la idea de inmovilidad de la obra de arte tradicional. Una vez más el trabajo de Javier Téllez, nos propone nuevas realidades que desafían los cánones de nuestra racionalidad, para reflexionar sobre la historia de la imagen como conjunto de normas y protocolos a veces excluyentes u opresivos.

FECHA: 12 de julio, 2018 – 18 de noviembre, 2018

Redacción | Madrid | 11 de Julio 2018

También te interesa..

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto