REVISITANDO A RACHEL WHITEREAD

La National Gallery of Art de Washington acoge la muestra más completa sobre el trabajo de la artista británica Rachel Whiteread. Una exposición que se puede visitar hasta el 13 de enero de 2019 y que reúne una selección de más de 100 obras, realizadas a lo largo de los 30 años de carrera de la artista, incluyendo dibujos, fotografías, esculturas de arquitectura, materiales de archivo y documentales.

Nacida en 1963, los primeros trabajos de Rachel Whiteread, se enmarcan dentro de un estilo de arte minimal y post minimalista, con influencia de figuras como Carl Andre, Donald Judd, Bruce Nauman, Gordon Matta-Clark o Eva Hesse. Muy pronto encuentra su propio estilo recurriendo al proceso de fundición, inicialmente con cera y yeso y luego con resina, permitiéndole así crear réplicas casi abstractas de objetos ordinarios, partes del cuerpo y espacios vacíos. En 1988 comienza a realizar varios trabajos con moldes de yeso de diferentes objetos domésticos, intentando capturar la huella imperecedera que deja el tiempo en ellos.

Rachel Whiteread CONTENTS, 2005, San Francisco Museum of Modern Art.

Su trabajo que transita entre lo material y lo poético, toma como punto de partida los interiores vacíos, para dotarlos de presencia y peso. El trabajo de Rachel Whiteread se caracteriza por la utilización de materiales industriales como yeso, hormigón, resina, caucho y metal con los que representa objetos cotidianos y espacios arquitectónicos. Sus evocadoras esculturas van desde lo íntimo hasta lo monumental.

Para Rachel Whiteread los moldes son capaces de registrar y conservar, la huella del paso del tiempo. Whiteread nace en 1963 en Ilford, Essex, y se crió en el campo de Essex hasta la edad de siete años, cuando la familia se trasladó a Londres. Whiteread estudió en la Facultad de Artes y Arquitectura, Brighton Polytechnic de 1982 a 1985. A pesar de que se graduó con un BA en pintura, pasó mucho de su tiempo haciendo escultura. Ella tomó un taller en el bastidor con el escultor Richard Wilson y comenzó a realizar las posibilidades en los objetos del bastidor. Durante un tiempo trabajó en el cementerio de Highgate, fijando las tapas en los ataúdes dañados por el tiempo. Ha sido la primera mujer en ganar el Premio Turner en 1993. El mismo año hizo House 1993-1994, una escultura de tamaño natural del interior de una casa adosada condenada en el East End de Londres, antes de que fuera demolido. Actualmente vive y trabaja en una antigua sinagoga en el este de Londres con el compañero de largo plazo y escultor compañero Marcus Taylor.

En esta nueva exposición, coorganizada con Tate Britain, el público podrá acercarse a los últimos proyectos de la escultora e indagar en el proceso de realización de diversos proyectos públicos que Whiteread ha realizado a lo largo de su carrera. La exposición también presenta una amplia gama de materiales y moldes utilizados por la artista, en yeso, caucho, resina o papel. Una exposición completa donde podemos descubrir obras que van desde lo monumental a lo doméstico, recordando que tanto los objetos como los espacios públicos, tienen una memoria que nos habla precisamente de como hemos construimos la sociedad moderna, una memoria que ahora puede ser rescatada y analizada.

Redacción Madridartprocess | Madrid | 21 de Diciembre 2018

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto