EL SISTEMA DEL ARTE COMO DESENCANTO. HITO STEYERL

Considerada como una de las artistas más influyentes en el año 2017 por la revista británica ArtReview, la artista alemana Hito Steyerl publica ese mismo año, un ensayo titulado "Duty Free Art. Art in the Age of Planetary Civil War". Un relato conmovedor, que pone de manifiesto cuestiones fundamentales del funcionamiento del sistema de arte contemporáneo y la falta de autonomía del artista, dentro de un sistema neocapitalista que convierte todo en un mero producto de consumo.

La mayoría de los trabajos de la artista alemana Hito Steyerl se centran en cuestiones como los grandes medios, la tecnología y la circulación global de imágenes, con un discurso propio y crítico, aborda el cine, las artes visuales y el ensayo documental. Doctora en filosofía por la Academia de Bellas Artes de Viena, actualmente vive y trabajo en Berlín.

En el ensayo "Duty Free Art" publicado por la editorial argentina la Caja Negra, se lleva a cabo una investigación para demostrar como el sistema del arte contemporáneo compuesto por grandes espacios de almacenamiento, ferias de arte, bienales, instituciones y mercados financieros, convierten el arte en un mero producto con el único propósito de ser una mera inversión rentable, neutralizando, y desnaturalizando su propia esencia. Es precisamente en ese contexto donde se producen y se hacen más evidentes las desigualdades salariales de los artistas, y los abusos de poder a través de las malas prácticas.

Así Steyerl se pregunta ¿Cuál es la función del arte en la era de la globalización digital? ¿No debería tener una función pedagógica, para enseñar y encarnar valores? ¿Qué podemos hacer cuando los fabricantes de armas patrocinan museos y algunas de las obras de arte más valiosas del mundo se utilizan como moneda en un mercado de futuros global separado del trabajo productivo? ¿Podemos distinguir entre información, noticias y la propaganda institucional que bombardea nuestra vida cotidiana?

El trabajo de Hito Steyerl, que ha estado presente en lugares como la Bienal de Venecia o en dOCUMENTA de Kassel, además de abordar cuestiones sociales y políticas, como los derechos de las mujeres o la corrupción política, también le interesa el horror del conflicto y la propia guerra. ¿Cómo se puede pensar en instituciones de arte en una época definida por la guerra civil planetaria, la creciente desigualdad y la tecnología digital patentada? Steyerl llega a la conclusión de que los límites de las instituciones se han vuelto confusos, preocupados solo por buscar audiencia para evaluar su popularidad, utilizan las nuevas tecnologías de modo propagandístico, sin ningún tipo de fin educativo ni productivo para la ciudadanía.

Y ante esta situación ¿cómo podemos apreciar, o incluso hacer arte, en la era actual? Quizás el artista solo pueda recuperar su independencia como creador, en el momento en que pueda subsistir de una mercado que este fuera del arte, lejos de mecenazgos, lejos que esos intereses mercantiles que lo único que buscan es recortar la propia esencia de arte, para neutralizarlo y volverlo inútil e incomprensible para la sociedad. 

Eduardo Álvarez | Madrid | 22 de Enero 2019

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto