DECONSTRUIR EL CONTEXTO. JULIUS VON BISMARCK

Llevando a cabo investigaciones en el campo de la ciencia como en el arte, el artista alemán Julius von Bismarck indaga en los entornos más inmediatos que rodean al ser humano. Tanto en un contexto de ciudad o de entorno rural, Julius von Bismarck pone su atención en cuales y como son las relaciones que establecemos con un posible contexto artificioso, frente a la severidad y contundencia de la realidad y la propia naturaleza. Una naturaleza que se presenta como una deidad punitiva, una fuerza capaz de aplacar a las personas que solo buscan calmarla y adorarla.

A través de diferentes medios como el cine, la imagen, la instalación o la performance Julius von Bismarck, explora nuestra percepción, representación y reconstrucción de la realidad. Considerado como uno de los jóvenes artistas más innovadores, von Bismarck recibió el Ars Electronica, 2008 Golden Nica, por su trabajo 'Image Fulgurator’. Un dispositivo con forma de cámara que es capaz de realizar intervenciones en las fotografías de otros y por lo tanto modificar determinados contextos.

Julius von Bismarck 'Image Fulgurator’ ©


Utilizando una proyección extremadamente rápida o "flash" de una imagen, su dispositivo puede insertar y proyectar varias imágenes en objetos. La inserción de tales signos y símbolos en imágenes tomadas por fotógrafos cercanos, inicialmente permanece invisible. La manipulación ocurre en el momento en que se toma la fotografía, pero solo se nota en la imagen final. Esta máquina fue utilizada por Julius von Bismarck para realizar varias intervenciones como proyectar una cruz en el púlpito de Barack Obama, una paloma de Magritte en un retrato de Mao, la insignia alemana del águila sobre los policías durante las manifestaciones del Primero de Mayo o la palabra "NO" sobre la administración del Papa Benedicto XVI.

Julius von Bismarck “Die Mimik der Tethys” © Palais de Tokyo de Paris

Ahora el artista alemán, con sede en Nueva York, presenta en Palais de Tokyo de Paris su trabajo titulado “Die Mimik der Tethys”, una obra inspirada en la figura de Tethys, diosa marina de la mitología griega, hija del cielo (Ouranos) y de la tierra (Gaia). En esta ocasión Julius von Bismarck realiza una instalación para que el espectador, a través de un movimiento perpetuo, pueda experimentar el poder y la sensación de estar bajo un océano convulso. Rompiendo así con la idea de un mar idílico, muy propia de los pintores románticos del siglo XIX, donde solo se contempla el mar como una escena perpetua y controlada, Bismarck nos propone a través de una baliza en movimiento, la posibilidad de experimentar esa otra parte de las fuerzas de la naturaleza, que parecen poco equilibradas y fuera de control.

Entre lo hipnótico y lo inmersivo, la nueva instalación del artista alemán Julius von Bismarck que podemos visitar hasta el 12 de Mayo, nos habla de los estados de ánimo de la naturaleza, de la violencia irracional, y de esa calma poética que a veces hemos asociado de forma ideal a la naturaleza. Un oleaje infatigable nos recuerda la frágil relación que nos conecta, así como nuestro vano deseo de dominar y destruir nuestro entorno.

Eduardo Álvarez | Madrid | 11 de Marzo 2019

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto