WE WANT BLACK!

Con una situación insostenible, en cuanto a derechos sociales por parte de los ciudadanos de raza negra, en la segunda mitad de la década de los 60 nace en EEUU el primer partido constituido por negros y que se centra exclusivamente en reivindicar los derechos de los ciudadanos de su misma raza. Bajo el nombre de Partido Panteras Negras, nace en 1966 con el propósito de intervenir y dar soluciones concretas a las innumerables desigualdades que se producían en el país por cuestiones de raza.

Su ideario político se limitaba a 10 puntos concretos que fueron comunicados a través de un manifiesto, donde se reivindicaban cuestiones como la libertad, el empleo, la vivienda, la educación o la sanidad. Cuestiones todas ellas primordiales para que una sociedad pueda desarrollarse dignamente y no quede marginada o relegada. El partido nació con un fuerte carácter de autodefensa, ya que en aquella época los ataques y la denigración a los ciudadanos de raza negra iban aumentando exponencialmente.

El Partido Panteras Negras, tuvo que establecer patrullas en comunidades para controlar las actividades policiales y proteger a los residentes de la brutalidad policial asegurando que se cumplían los derechos civiles. En su ideario también enfatizaba el concepto de unidad de clase, criticando a la clase media negra por actuar en contra de los intereses de otros negros menos afortunados.

© BLACK PANTHERS - Agnès Varda / 1968

Con una presión feroz desde sus inicios, el partido fue considerado por el FBI como una amenaza para la seguridad nacional del país, dando lugar a múltiples detenciones por todo el país e incluso varios asesinatos que aumentaron la popularidad del partido entre los ciudadanos de raza negra. Es en la década de los 70 cuando empieza el declive del partido, perdiendo adeptos y viéndose involucrados en cuestiones ilegales, como la extorsión. Desde entonces y hasta su disolución definitiva en 1982, el Partido Panteras Negras ha defendido a toda costa los derechos de la raza negra, en un contexto muy desfavorable, siendo por ello uno de los grupos políticos e ideológicos más activos en la visibilización de la raza negra.

Ahora Cineteca Madrid presenta, del 1 al 30 de junio, un ciclo de cine dedicado al cine negro y reivindicativo, que aborda precisamente este momento de la historia. Un momento histórico que nos revela la lucha incansable de la raza negra por alcanzar la igualdad en sus derechos. El ciclo titulado WE WANT BLACK! presenta títulos como “BLACK PANTHERS”, un documental rodado en el año 1968 que parte del arresto de Huey Newton, uno de los fundadores de Panteras Negras, tras el supuesto asesinato de un policía. El documental nos mete de lleno en las protestas que congregaron a más de 5000 personas, en las que se produjeron durísimos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

© NO VIETNAMESE EVER CALLED ME NIGGER, David Loeb Weiss, 1968.

Otro retrato interesante de la época es la cinta titulada “NO VIETNAMESE EVER CALLED ME NIGGER”, una conversación entre tres hombres negros veteranos de la guerra en Vietnam, que se mezclan con escenas de la movilización de abril de 1967 para poner fin al conflicto bélico; un retrato sobre el acontecimiento nacional que ocurrió justo una semana después de que Martin Luther King emitiera su discurso “Beyond Vietnam: A Time to Break Silence”. Otro documental imprescindible es el dirigido por Shola Lynch en 2012 y titulado “FREE ANGELA AND ALL THE POLITICAL PRISONERS”. Una aproximación realista sobre el activismo social, y lo acontecido con la profesora universitaria Angela Davis, una historia donde se ve involucrada en un secuestro y como su nombre acaba en la lista de los más buscados por el FBI.

Con este ciclo Cineteca Madrid quiere invitar al espectador a revisar y repensar, como los diez puntos publicado por los Panteras Negras en 1966 en su Manifiesto, siguen tristemente vigentes después de más de 50 años. Es precisamente en pleno siglo XXI cuando nos debemos preguntar si cuestiones como la desigualdad, el racismo, la xenofobia, o el fascismo nos obligan a reivindicar un tipo de cine más político, que haga visible las necesidades y los derechos de determinadas comunidades.

Ver programación completa aqui..

Eduardo Álvarez | Madrid | 4 Junio 2019

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto