ASÍ HABLÓ ZARATRUSTRA. CIRCO INTERIOR BRUTO

Dos años exactamente tardo el filósofo alemán Friedrich Nietzsche en escribir una de las obras más importantes de la filosofía del siglo XIX. Bajo el título “Así habló Zaratrusta”, Nietzsche elabora un trabajo que rompía con los cánones clásicos de discurso filosófico y se abría a la creación literaria e incluso a la creación poética para abordar cuestiones filosóficas como el "superhombre", el concepto del "eterno retorno" o el abandono al que se debería enfrentar ahora el ser humano, ya que Dios (ese ente invisible que parecía ordenar y gobernar nuestra moral) definitivamente se había ido para no volver.

Es imposible hablar sobre el pensamiento nietzscheano, sin hacer referencia sobre su concepción moderna del origen de la tragedia griega. Para Nietzsche la visión de la Grecia antigua, como origen de nuestra cultura occidental, no era nada más que el producto de una visión idealizada. Nietzsche distingue claramente entre dos “almas” destinadas a enfrentarse en la Grecia antigua: el “alma dionisíaca” y “el alma apolínea”. Esta dualidad es fundamental para entender el pensamiento del filósofo alemán, ya que en esta distinción reside la esencia de su pensamiento estético. Apolo y Dionysos se convierten así en símbolos de un pensamiento que recurre a Esquilo y Sófocles para profundizar en la vida, tragedia y pensamiento del mundo griego. Su teoría estética diferenciaba dos tipos de obras, bajo el amparo de Apolo se refería a un tipo de arte perfecto en sus medidas y en sus formas bajo un canon, las llamadas artes plásticas y Dionysos le servia para referirse a esa fuerza indefinible de vivir, sentir, y expresar vitalmente a través de actuaciones rítmicas y musicales, un modo de crear que emanaba directamente de la pulsión vital humana. Así lo apolíneo es acusado de frenar la voluntad de vivir, como un orden estricto que solo esconde la desgracia, y lo dionisíaco es enaltecido porque potencia la voluntad de vivir en vez de negarla o paralizarla.

© “Así Habló Zaratrusta” - Circo Interior Bruto

Nietzsche no pronunciará la palabra “Nihilismo” hasta después de su publicación del “Así Habló Zaratrusta”. No obstante y haciendo de visionario en sus anteriores libros y en su teoría filosófica, ya iba concibiendo la idea de la decadencia que afectaba a la cultura dominante en Europa. Los valores históricamente acreditados en la cultura europea intelectualizada en metafísica, moral y religión, habían perdido su vigencia. Su afán consistía en hacer ver la vacuidad de esos ideales y demostrar cómo eran valores incluso contrarios a la vida, una cultura secularizada y un mundo intelectualizado daba como resultado la llegada del “Nihilismo”. Un “Nihilismo” que había sido producido como consecuencia de la interpretación moral del mundo, y todo aquello que significaba alejarse de la vida y la realidad, atribuyéndole su parte de culpa al cristianismo por su moral y su religiosidad que empañaba el conocimiento. En este punto Nietzsche propone “la voluntad de poder” como una actitud critica y de superación a través de un cambio de orden de los valores.

Los contemporáneos a Nietzsche no estaban preparados para comprender la filosofía y el pensamiento de este autor alemán, “su pensamiento había llegado demasiado pronto”. Es el propio Heidegger quien elaboró su propia filosofía en referencia a Nietzsche, recogiendo la presencia estimulante de su pensamiento vitalista, aunque no podía darle el formalismo fenomenológico, para llegar a un análisis existencial. Tomando el pensamiento de Parménides y el de Nietzsche, Heidegger llega a la pregunta metafísica de ¿Qué quiere decir pensar? Nietzsche, para Heidegger, es un pensador esencial ya que pone en juego el destino de todo occidente a través de un cambio en la filosofía, en los valores y en el pensamiento común. Lo que Nietzsche pretende con su filosofía es evolucionar y terminar de una vez por todas con el pensamiento restrictivo y opresor de la época moderna.

© “Así Habló Zaratrusta” - Circo Interior Bruto

Ahora Naves Matadero acoge, del 14 al 16 de junio, una pieza escénica precisamente sobre el libro de Friedrich Nietzsche “Así Habló Zaratrusta”, un trabajo realizado por Circo Interior Bruto que se junta de nuevo, tras 20 años de su creación. Fue en 1999, cuando doce artistas se reunieron bajo el nombre Circo Interior Bruto en un espacio autogestionado de Lavapiés para dedicarse en cuerpo y alma a la investigación creativa multidireccional, independiente y autónoma dentro del ámbito de la performance, el teatro experimental, la polipoesía, el happening y el arte de acción. Su primer proyecto titulado La Creación del Mundo en 11 Funciones, era un proyecto que debía desarrollarse a lo largo de un año.

El Circo Interior Bruto coincide con Nietzsche en entender la vida como un continuo experimento, en un vivir por vivir. Entre los inegrantes Circo Interior Bruto se encontraban nombres como Jesús Acevedo, Belén Cueto, Marta de Gonzalo, Rafael Lamata, Luis Naranjo, Eduardo Navarro, Kamen Nedev, Publio Pérez Prieto, Teresa del Pozo, Rafael Suárez, Jaime Vallaure, François Wimberg . El colectivo tenía una estructura horizontal y sin roles fijos asignados. Desarrolló múltiples actividades tanto en su propio espacio como fuera de él y presentaron sus inclasificables propuestas en Escena Contemporánea, CCCB de Barcelona o La Casa Encendida. Y estuvo en activo hasta 2005, año en que decidieron seguir cada uno su camino (aunque Rafael Lamata y Jaime Vallaure ya habían fundado Los Torreznos en el año 2000).

Esta nueva interpretación del libro “Así Habló Zaratrusta” nos propone un viaje hacia la transformación definitiva, en la que los espíritus libres acaban con Dios para poder plantear su relación con el mundo, desde un nuevo orden en el que repensar el ser y el vivir. Arder en la propia llama para renovarse después de convertirse en cenizas. Un éxtasis del aquí y ahora en bucle, que nos anima a convertir cada instante en algo propio para ser vivido eternamente, una afirmación rotunda y emancipadora de la vida a través de creación contemporánea.

Eduardo Álvarez | Madrid | 13 Junio 2019

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto

Se informa que utilizamos cookies para dar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

El navegar o utilizar nuestros servicios implica que acepta el uso de las cookies indicadas, si bien puede cambiar su configuración y obtener más información Saber más

Acepto